Fui a los bosques porque quería vivir a conciencia, quería vivir a fondo y extraer todo el meollo a la vida, dejar de lado todo lo que no fuera la vida, para no descubrir, en el momento de la muerte, que no había vivido...

lunes, 10 de agosto de 2009

La cuadruple raíz del principio de razón suficiente,Capitulo 2.Arthur Schopenhauer

2
SU EMPLEO EN EL PRESENTE CASO
A pesar de tan poderosas recomendaciones, considero la última de estas dos reglas
poco aplicada a uno de los principios constitutivos de todos los conocimientos, al
principio de la razón suficiente. Si bien se le ha enunciado desde hace largo tiempo,
con frecuencia se ha descuidado separar sus muy diversas aplicaciones, en cada una
de las cuales tiene una significación distinta, y que delatan su procedencia de
diferentes facultades cognoscitivas. Pero precisamente en el estudio de nuestras
facultades, el uso del principio de homogeneidad, con desprecio del contrario, nos
conduce a muchos y hondos errores, y, por el contrario, el uso del principio de especificación
nos hace dar los más grandes y decisivos pasos. Esto se demuestra comparando
la filosofía kantiana con todas las anteriores. Séame permitido reproducir un
pasaje en que Kant recomienda aplicar el principio de especificación a la fuente de todos
nuestros conocimientos, dando así autoridad a mis actuales estudios: «Es de la
más alta importancia aislar los conocimientos que por su especie y origen son
distintos de los demás, y evitar cuidadosamente que se confundan en una amalgama
con otros, con los cuales suele mezclarles el uso. Lo que el químico hace al dividir la
materia, lo que hace el matemático en sus más arduas operaciones, debe hacerlo con
mayor razón el filósofo, con lo que obtendrá el provecho de poder determinar
seguramente el valor y la importancia de determinados conocimientos adquiridos por
un uso incierto de la razón» (Crít. de la raz. pur., Doctrina del método. 3).

No hay comentarios: