Fui a los bosques porque quería vivir a conciencia, quería vivir a fondo y extraer todo el meollo a la vida, dejar de lado todo lo que no fuera la vida, para no descubrir, en el momento de la muerte, que no había vivido...

domingo, 27 de septiembre de 2009

Del pálido delincuente parte 1

¿Vosotros,jueces y sacrificadores,no queréis matar hasta que el animal haya inclinado la cabeza?Mirad,el pálido delincuente ha inclinado la cabeza:en sus ojos habla el gran desprecio.
<>:así dicen esos ojos.
El haberse juzgado a sí mismo constituyó su instante supremo:¡no dejéis que el sublime recaiga en su bajeza!No hay redención alguna para quien sufre tanto de sí mismo,excepto la muerte rápida.
Vuestro matar,jueces,debe ser compasión y no venganza.¡Y mientras matáis,cuidad de que vosotros mismos justifiquéis la vida!
No basta con que os reconciliéis con aquel a quien matáis.Vuestra tristeza sea amor al superhombre : ¡así justificáis vuestro seguir viviendo!
<> debéis decir,pero no <> ; <> debéis decir,pero no <>;<> debéis decir pero no <>.
Y tú,rojo juez,si alguna vrz dijeses en voz alta todo lo que has hecho con el pensamiento:todo el mundo gritaría:<<¡Fuera esa inmundicia y ese gusano venenoso !>> Pero una cosa es el pensamiento,otra la acción,y otra la imagen de la acción.L rueda del motivo no gira entre ellas.
Una imagen puso pálido a ese pálido hombre.Cuando realizó su acción él estaba a la altura de ella:más no soportó la imagen de su acción,una vez cometida ésta.

Así habló Zaratustra - Friedrich Nietzsche

No hay comentarios: