Fui a los bosques porque quería vivir a conciencia, quería vivir a fondo y extraer todo el meollo a la vida, dejar de lado todo lo que no fuera la vida, para no descubrir, en el momento de la muerte, que no había vivido...

viernes, 18 de septiembre de 2009

Sherlock Holmes III


Libros

La amplia bibliografía de Arthur Conan Doyle en la que se relatan las aventuras de Sherlock Holmes y su compañero Watson, conocida en su conjunto como "canon holmesiano", consta de cuatro novelas y cincuenta y seis relatos recogidos en varios tomos:

Novelas

Relatos

Cronistas

La mayoría de las aventuras y relatos de Sherlock Holmes están narradas por su amigo el doctor J. H. Watson, a excepción de cinco relatos en particular. "La aventura de la melena del león" y "la aventura del soldado de la piel descolorida" están narrados por un narrador protagonista, ya que es Holmes quien cuenta lo sucedido desde su perspectiva, o sea, la de personaje principal de los relatos. "La piedra preciosa de Mazarino" es una de las últimas experiencias del afamado detective, y está narrada por un narrador omnisciente. Tanto "la corbeta Gloria Scott" como "el ritual de los Musgraves" son casos policiales anteriores a la asociación entre el doctor Watson y el señor Sherlock Holmes, en ellas se deja ver que, a pesar de que Watson las escribió, fue Holmes quien se las contó a título anecdótico de sus primeros tiempos como detective. El resto de sus aventuras y relatos sí fueron narrados por el doctor john H. Watson.
Sherlock Holmes siempre criticaba a su compañero de aventuras porque, según Holmes, en sus relatos, los hechos significativos se mezclaban con detalles que, al ser innecesarios, distraen de los detalles objetivos que llevan a la resolución del caso. Sin embargo, en cuanto se ve él mismo en la tesitura de redactar sus aventuras, reconoce que el asunto tiene sus dificultades y que tal vez juzgó con demasiada severidad la redacción "florida" de Watson.

Curiosidades


La célebre frase Elemental, mi querido Watson (Elementary, my dear Watson) sólo aparece en una de las historias cortas "El Jorobado" (en Las Memorias de Sherlock Holmes" (The Crooked Man), aunque en algunas traducciones el ",querido Watson" luego del Elemental es quitado:

- "I have the advantage of knowing your habits, my dear Watson," said he. "When your round is a short one you walk, and when it is a long one you use a hansom. As I perceive that your boots, althought used, are by no means dirty, I cannot doubt that you are at present busy enough to justify the hansom."
- "Excelent!" I cried.
- "Elementary, dear Watson", said he.
- "Tengo la ventaja de conocer sus hábitos mi querido Watson," dijo él [Sherlock Holmes]. "Cuando su ronda de visitas es corta, usted las hace a pie, y cuando es larga coge un hansom [cierto tipo de coche, de alquiler, de la época]. Como estoy viendo que sus botas, aunque usadas, no están, ni mucho menos sucias, no puedo dudar de que hoy ha estado lo suficientemente ocupado como para justificar el empleo de un hansom."
- "¡Excelente!" exclamé.
- "Elemental, querido Watson", me contestó.

Memorias de Sherlock Holmes. El jorobado.

  • Otras frases de las cuales pueden también derivar estas famosas palabras del detective, son:
  • - "Interesting, though elementary," said he as he returned to his favourite corner of the settee. "There are certainly one or two indications upon the stick. It gives us the basis for several deductions."
    - "Has anything escaped me?" I asked with some self-importance. "I trust that there is nothing of consequence which I have overlooked?"
    - "I am afraid, my dear Watson, that most of your conclusions were erroneous. [...]
    - "Interesante aunque elemental," dijo [Sherlock Holmes] mientras regresaba a su rincón favorito, donde se hallaba el sofá. "Ciertamente hay dos o tres indicios en el bastón. Nos da las bases para varias deducciones."
    - "¿Se me ha escapado algo?" le pregunté dándome ciertos aires de importancia. "¿Acaso hay alguna minucia inconsecuente de la que no me haya percatado?"
    - "Me temo, querido Watson, que la mayoría de sus conclusiones son erróneas. [...]
    El sabueso de los Baskerville.
  • El sombrero de cazador de gamos característico del detective nunca se menciona en la obra de Doyle: es un añadido del ilustrador de The Strand Magazine Sidney Paget, que, además, utilizó a su hermano Walter como modelo para representar el aspecto de Holmes.
  • La pipa meerschaum, propia de la iconografía de Sherlock Holmes, no apareció hasta que fue utilizada en una dramatización de teatro de uno de los relatos en la década de 1920.
  • Cuando Doyle falleció, su residencia en Londres fue convertida en el 221B de Baker Street. El edificio pertenece a una empresa (la cual, muy amablemente, contesta y conserva todas las cartas que diariamente recibe para Mr. Holmes, y ha llegado a publicarlas).
  • Antes de que se publicara la primera novela de Sherlock Holmes titulada "Estudio en escarlata" o también "Tratado en Escarlata" Conan Doyle tuvo que pedirlo varias veces hasta que con el título antes mencionado el editor se dispuso a publicar la novela.

No hay comentarios: