Fui a los bosques porque quería vivir a conciencia, quería vivir a fondo y extraer todo el meollo a la vida, dejar de lado todo lo que no fuera la vida, para no descubrir, en el momento de la muerte, que no había vivido...

jueves, 22 de abril de 2010

Si ya sabes lo que tienes que hacer y no lo haces entonces estás peor que antes.

De Aleksandra a Gunther
22 de abril de 2010

Finalmente me he decidido a escribirte. Iba a empezar a escribir sobre lo que ha pasado esta semana, pero he pensado: ''¿Para qué? Siempre es lo mismo''. De repente me he puesto melancolica. He recordado las fiestas de aquí, porque por muy pellejeras que sean... no hay otra cosa más emocionante. Ya sabes... yo me emociono rápidamente por muy tonta que sea la cosa, ya que aquí no se dan situaciones verdaderamente emocionantes. Es simplemente un recuerdo de cuando era más feliz. Ahora no sé si soy feliz o no. Pero mi recuerdo no es de cosas materiales como los regalos de mi cumpleaños, si no de las situaciones graciosas que pasamos juntos y de lo unidos que estabamos. El otro día me compré un libro en la feria del libro del instituto. Encontre un libro de Goethe titulado ''Las desventuras del joven Werther''. Lo compré. Tuve una corazonada con ese libro, a parte de que quería leer algo de Goethe. Mientras estaba pagando me fijé en que la ''cajera'', porque realmente no se le podía llamar así, parecía la mala de un cómic. Tenía el pelo largo negro, las cejas muy ''arqueadas'' y los labios pintados de morado. Además era alta. Me pregunté si de verdad le gustaba leer libros. Volviendo al libro... Efectivamente, acerté con este. Es un libro bastante profundo a mi parecer. Nuestro profesor de lengua nos ha dicho hoy que ''si no queremos el sitio donde nacimos nos ve bastante perdidos''. Lo que me ha llevado a reflexionar sobre algo... Si a mí no me gusta el sitio donde nací... ¿Significa que podría encontrar ese sentimiento de amor al sitio donde vives en otro sitio? Es decir... quizás a mí no me guste este sitio, pero si me voy a otro país o a otra ciudad, quizás esté más agusto y me enamore de aquel sitio. ¿Por qué no? Puede que sea difícil, pero a mí no me gusta este sitio, exceptuando algunos casos, cuando salgo a mi jardín y observo una puesta de sol en la soledad. También es difícil dar con el punto exacto del mundo donde tú crees que estarás mejor.
(Me gustaría haber hecho esta foto, pero aún me gustaría más haber estado en ese lugar contemplando semejante espectaculo.)
Ciertas situaciones que han pasado entre esta semana y la anterior me han llevado a pensar que las elecciones que haces sobre tu vida son bastantes importantes y que si no haces las cosas hoy puede que no las puedas hacer mañana. Creo que es suficiente por hoy...
ALEKSANDRA

No hay comentarios: