Fui a los bosques porque quería vivir a conciencia, quería vivir a fondo y extraer todo el meollo a la vida, dejar de lado todo lo que no fuera la vida, para no descubrir, en el momento de la muerte, que no había vivido...

jueves, 22 de diciembre de 2011

0:47 AM



Oscuridad. Ríos que fluyen. Respiración entrecortada. Anhelos. Derrotas. Silencio con oscuridad no es buena combinación; deja paso a tus pensamientos más profundos, a tus recuerdos más dolorosos, a tus batallas perdidas, a tus deseos imposibles. El futuro no es un juego de azar; aquí y ahora lo decides. Si perdí esta batalla no fue por casualidad, ni por mala suerte, fue porque no supe jugar bien mis cartas.

1 comentario:

Juanjo dijo...

De las derrotas tambien se aprende y la proxima vez tocara ganar,seguro
Besos guapa