Fui a los bosques porque quería vivir a conciencia, quería vivir a fondo y extraer todo el meollo a la vida, dejar de lado todo lo que no fuera la vida, para no descubrir, en el momento de la muerte, que no había vivido...

jueves, 11 de octubre de 2012

Soy lo que queda de un cigarrillo, las cenizas esparcidas, y el humo que sin querer te tragas y te mata por dentro...

1 comentario:

Juanjo dijo...

A veces hay adicciones que matan...pero son tan placenteras que...¿como abandonarlas?
Besitos